Skip to content

La Historia de la NVI

Presentada por el Dr. Luciano Jaramillo

Reseña Histórica

Desarrollada por el Comité de Traducción Bíblica Bíblica Internacional


La primera traducción que se publicó en castellano bajo el nombre de Nueva Versión Internacional (NVI) estaba asociada al Nuevo Testamento de la New International Version (NIV). En otras palabras, ese NT se relacionó con la famosa versión en inglés que, por primera vez en la historia de las traducciones de la Biblia en ese idioma, había logrado desplazar a la tradicional King James, publicada originalmente en 1611. Esa primera NVI salió a la luz en 1979 y logró una difusión más o menos amplia en América Latina durante los años ochenta. Hacia fines de esa década se consideró la posibilidad de traducir también el Antiguo Testamento, con miras a publicar toda la Biblia. 

Gracias a Dios, ese proyecto cedió el lugar a otro mucho más ambicioso, que es el que ha culminado en la NVI traducida íntegramente de los idiomas originales. Tomada la decisión de producir una nueva traducción del hebreo y del griego, se encaró la difícil tarea de formar el CTB, contando para ello con la colaboración del Dr. C. René Padilla (en ese entonces secretario general de la Fraternidad Teológica Latinoamericana, FTL). Para coordinar el proyecto se invitó en un comienzo al Dr. Pedro Arana Quiroz (hasta poco antes, director de Visión Mundial en el Perú) y, posteriormente, al Dr. Luciano Jaramillo (hasta poco antes, director de la revista La Biblia en las Américas). Las gestiones de Padilla, Arana y Jaramillo culminaron en la constitución de un comité de primer nivel, formado por evangélicos latinoamericanos (a excepción de Youngblood), de reconocida trayectoria como expertos en ciencias bíblicas, y varios de ellos como escritores avezados en el uso del castellano o aun como traductores con experiencia en el campo. 

Jaramillo traía consigo la rica experiencia que había acumulado a lo largo de los años. Primero fue sacerdote católico y secretario del arzobispo de Cartagena. Después fungió como pastor y educador presbiteriano, presidente de la Confederación de Iglesias Evangélicas de Colombia y rector del Colegio Americano de Cali. Posteriormente fue miembro del equipo del Centro Regional de las Sociedades Bíblicas Unidas y profesor del Centro de Estudios Teológicos del Sur de la Florida, en Miami. En esta ciudad abrió una oficina de la Sociedad Bíblica Internacional y, a partir de 1989, se entregó a la difícil tarea de coordinar a un equipo de traductores, todos ellos ocupados en múltiples tareas docentes, pastorales y administrativas, y dispersos en diferentes lugares de América Latina y Estados Unidos. 

En la traducción del Antiguo Testamento colaboraron, principalmente, desde el comienzo hasta el fin del proyecto: El Dr. Esteban Voth, doctorado en Biblia hebrea e historia del Cercano Oriente antiguo. Por muchos años sirvió como decano académico y profesor de Antiguo Testamento del Instituto Bíblico de Buenos Aires (IBBA). En ese tiempo también fungió como pastor de la Iglesia Evangélica de Balgrano, en la misma ciudad, e ininterrumpidamente ocupó cargos en la Asociación de Seminarios e Instituciones Teológicas (ASIT), incluyendo el de presidente de 1992 a 1996. Ha escrito varios artículos en el campo de su especialización y es autor del tomo sobre Génesis 1-11 que forma parte del Comentario Bíblico Hispanoamericano, publicado por Editorial Caribe. 

El Licenciado Alfredo Tépox, especialista en lingüística y hebreo, uno de los principales traductores de Dios Habla Hoy, la conocida versión de la Biblia en lenguaje popular. Trabajó por muchos años en las Sociedades Bíblicas Unidas en cuestiones de traducción. Ha desempañado cargos directivos en varias instituciones evangélicas y actualmente ejerce la docencia de la Comunidad Teológica de México. También contribuyeron significativamente a la traducción del Antiguo Testamento, en diferentes momentos. 

A estos se añaden: El Dr. Edesio Sánchez Cetina, doctorado en exégesis y teología bíblica, con énfasis en el Antiguo Testamento, consultor de traducciones de las Sociedades Bíblicas Unidas y profesor visitante en varias instituciones teológicas en México y Costa Rica. El Lic. Oscar Humberto Pereira García, pastor de larga trayectoria y docente en varias instituciones de educación teológica en Chile, Argentina y Estados Unidos. El Lic. Humberto Casanova Roberts, quien fue profesor de exégesis y lenguas bíblicas en el Instituto Evangélico de Chile y actualmente se desempeña como editor de Libros Desafío. El Lic. Cosme Damián Vivas Valencia, pastor y profesor del Seminario Teológico Bautista Internacional de Cali, Colombia, y miembro del Comité de Revisión de la Biblia Reina-Valera. El Dr. Mariano Ávila, especialista en hermenéutica bíblica, profesor de la Comunidad Teológica de la ciudad de México. 

En la última etapa del trabajo sobre el Antiguo Testamento se sumaron al equipo los doctores Moisés Silva y René Padilla. Para el grupo de traductores del Antiguo Testamento fue apreciable la colaboración, a lo largo de todo el proceso, del Dr. Ronald F. Youngblood, el único miembro del CTB cuya lengua materna no es el castellano. El currículo de este profesor del Antiguo Testamento en el Bethel Theological Seminary (West Campus) incluye muchos años de docencia y de trabajo editorial, una impresionante lista de publicaciones de artículos y libros de los cuales es autor, y la experiencia de haber participado en la traducción de la New International Versión en inglés. 

De la traducción del Nuevo Testamento se encargaron especialmente: El Dr. Moisés Silva, doctorado en Nuevo Testamento. Fue profesor de Westmont College por nueve años y del Westminster Theological Seminary por quince años, y actualmente ocupa la cátedra de Nuevo Testamento Mary F. Rockefeller en el Gordon-Conwell Theological Seminary. Es autor de varios libros entre los cuales se destacan Biblical Words and Their Meaning (ed. rev. 1994), un comentario sobre Filipenses (1988) y Explorations in Exegetical Method (1996), y participa de una nueva traducción de la Septuaginta al inglés. 

El Dr. C. René Padilla, doctorado en Nuevo Testamento. Ha ejercido la docencia en varias instituciones de educación teológica, es director de la revista Iglesia y Misión y del Boletín Teológico de la FTL, y ha escrito numerosos artículos y varios libros de interpretación bíblica. Actualmente se desempeña como secretario de Publicaciones de la FTL y presidente de la Fundación Kairós de Buenos Aires. El Dr. Hugo Zorrilla, doctorado en Nuevo Testamento. Fue profesor de teología en el Seminario Bíblico Latinoamericano de San José, Costa Rica, por varios años, y actualmente ejerce la docencia en la Universidad Pacífica de Fresno, California. Ha escrito varios libros, incluyendo dos de

poesía. En diferentes momentos de la traducción del Nuevo Testamento colaboraron también el Dr. Juan Carlos Cevallos, doctorado en ciencias bíblicas; la Lcda. Nora Martínez, especializada en griego y exégesis, y el Dr. Ricardo Foulkes, profesor de Nuevo Testamento del Seminario Bíblico Latinoamericano de San José, Costa Rica. 

La demandante labor de los traductores fue complementada por la Comisión de Estilo, de la cual formaron parte los ya mencionados Jaramillo, Tépox, Silva, Padilla y Stewart (a quienes nos referiremos más adelante). En ciertos momentos del proceso esta comisión fue enriquecida con la participación de dos escritores reconocidos por su buen estilo, ambos miembros fundadores de la FTL: el Dr. Emilio Antonio Núñez, ex rector y profesor del Seminario Teológico Centroamericano de Guatemala, pastor y escritor, y el Dr. Samuel Escobar, titular de la Cátedra de Estudios Misionales del Eastern Baptist Theological Seminary de Filadelfia, Estados Unidos, y profesor visitante en varias instituciones teológicas latinoamericanas. 

Es probable que ningún otro grupo de traductores de la Biblia al castellano haya contado con tantos adelantos tecnológicos como los que el CTB tuvo a su disposición. En este rubro cabe destacar el trabajo del Lic. Carlos Rey Stewart R. Nacido en Cuba y criado en Colombia, este hijo de misioneros, y misionero él mismo por varios años, une sus habilidades técnicas para el manejo de la computadora un profundo conocimiento del castellano, en cuya literatura obtuvo una maestría en las universidades de Houston y de Texas en Arlington. Durante diez años (1985-1995) desempeñó varios cargos directivos en Editorial Vida, por encargo de la cual supervisó la publicación de la Biblia de Referencia Thompson en español, francés y portugués; de la Biblia de Estudio Pentecostal; de la Biblia del Ministro y de la Biblia del Estudio Inductivo. Todo ese bagaje de experiencia lo preparó para que hiciera un valioso aporte a la nueva traducción. La NVI es un don de Dios al pueblo evangélico latinoamericano.

Cosme Damián Vivas, revisor exegético
Carlos Villanueva, revisor exegético
José Soto, revisor exegético
Javier Ortega, revisor exegético
Iván Efraín Adame, revisor exegético
Raquel Echevarría, revisora exegética
Nohemí C. Pagán, lingüista
Lydia Pagán, lingüista
Samuel Pagán, jefe de equipo
Jim Courter, consultor

Comité de Traducción

Un equipo único de hombres y mujeres con un llamado especial


El comité NVI 2022 se formó bajo el liderazgo del biblista el Dr. Samuel Pagán con el propósito de iniciar una revisión de la NVI 2015. Se reunieron la primera vez en Orlando, Florida para enero del 2019 con el fin de ofrecer al grupo participante un entrenamiento acerca del trabajo que llevarían a cabo, sus desafíos y posibilidades. También debían adiestrarse en el programa Para Text. Allí se presentaron las guías de trabajo y los principios que seguiría esta revisión. El comité fue elegido tomando en cuanta un buen balance de edades, denominaciones, regiones y géneros.

Desde el comienzo se promovió la comunicación efectiva y clara del mensaje que se encuentra en las Sagradas Escrituras en el idioma que las personas puedan entender en la sociedad y congragaciones contemporáneas. Las muchas expresiones y verdades incluidas en la Biblia debían ser transmitidas tomando en consideración los textos de los manuscritos originales, además de las recomendaciones de la Real Academia Española de la Lengua. Además, se incluyó en los procesos de revisión a ejecutivos denominacionales y la comunidad hispana, pastores, líderes de reconocimiento nacional e internacional, ministros y líderes de mega iglesias. Se incorporaron también creyentes: hombres, mujeres, adultos y jóvenes y personas interesadas representantes de Latinoamérica, Centroamérica, el Caribe y

Estados Unidos. Estos grupos de voluntarios leyeron el texto y aportaron con sus hallazgos a la comprensión de la literatura bíblica. 

Ciertamente, esta revisión NVI 2022 es el resultado de varios años de trabajo de un equipo de estudiosos, académicos, líderes conciliares y profesores latinoamericanos comprometidos con la difusión de la Biblia en castellano. Gente de bien que aman las Escrituras y han tomado muy en serio esta labor ejercida con profesionalismo, en amor y fidelidad a Dios. ¡Gracias a su esfuerzo, de nuevo Dios habla nuestro mismo idioma! A continuación, el comité de revisión NVI2022:

nvi-whitehd